Yorman lleva 3 años en la Fundación, es voluntario cotidiano, profe de deporte y estudiante de actividad física y deporte de la Universidad Luis Amigó.  Es uno de los lideres del semillero de voluntariado, se caracteriza por su espíritu solidario y cálido.